Harry Potter 7: Viajes al pasado

Ir abajo

Harry Potter 7: Viajes al pasado

Mensaje por strella_de_la_noxe el Sáb 24 Mayo 2008, 5:02 pm

Holaaa! Bueno, me he animado por fin a subir una de mis historias. Es mi perspectiva del septimo libro.
Espero que les guste.

Summary: Después de la muerte de Dumbledore, Harry está muy confuso, pero decide volver a Hogwarts para recopilar información sobre los Horrocruxes. Al llegar, podrá hablar con el cuadro de Dumbledore acerca de sus supuestos sueños, y se reconciliará con Ginny.
Muy pronto descubrirá que es el heredero de Gryffindor, Harry asumirá unos poderes increibles. Abandonará el colegio para irse a vivir a Grimmauld Place.
Cuando conozca a Patricia, su madrina, empezará a desarrollar sus poderes y podrá hacer todo lo que se proponga.
Y junto con el apoyo de todos sus amigos, Harry comenzará la búsqueda de los horrocruxes... y de Snape.



CAPITULO 1



- ¡Harry! – una chica muy guapa de pelo castaño y ondulado se acercaba corriendo hacia él.

- ¡Hermione! – Los dos se fundieron en un gran abrazo.

- ¿Y yo que? ¿Ya me estáis dejando de lado? – les dijo un chico pelirrojo con la cara llena de pecas, muy alto y delgado. Los dos sonrieron y le abrieron los brazos para que él se uniera al abrazo. Él no lo dudó mucho y pronto estaban los tres abrazándose.

Se metieron en un vagón del andén nueve y tres cuartos y empezaron a contarse que habían hecho en las vacaciones.

Este era su último año, el más importante, ya que Harry había decidido acudir a Hogwarts, aunque Dumbledore ya no estuviera. Había muerto el año pasado. Lo había matado Snape.

- Bueno Harry, nosotros tenemos que ir ahora a patrullar los pasillos, ya sabes. – le dijo Hermione un tanto preocupada.

- No pasa nada Herms – Harry le contestó sinceramente y ella lo supo – Yo aprovecharé para darme una siesta.

Ron y Hermione se fueron y Harry empezó a acomodarse. Por una parte no quería dormir, porque si dormía eso significaba que volvería a soñar con esa pelirroja de sus sueños. Él estaba seguro que era su madre. Había empezado a soñar con ella en verano, cada día que pasaba, soñaba otro día que le pasaba a su madre. Él podía saber todo lo que pensaba su madre… Era muy extraño, y no entendía por que.

Al final acabó durmiéndose…

-------

Una chica con el pelo rojo como el fuego, y con unos ojos verde esmeralda, estaba en un compartimento del expreso de Hogwarts. Iba en dirección a su hogar, su verdadero hogar. El compartimento estaba vacío. Ella no tenía amigas, no se solía llevar mal con las chicas, pero tampoco muy bien, porque ella veía que no eran como ella. Siempre preocupándose por su aspecto y por tonterías. A Lilian Evans, le importaban más otras cosas.

En Hogwarts, solo tenía un verdadero amigo: Remus Lupin, un chico guapo de pelo rubio, con unos ojos color miel que cautivaban a cualquiera y de cuerpo estaba bastante bien. Era muy amable, simpático y honesto. Los dos eran prefectos desde el año pasado. Desde que se conocieron en primero, se llevaron muy bien, aunque ella no se llevaba bien con sus amigos: Peter Petegrew, un chico feo, gordito y bajito. Su pelo era grasiento de color moreno, con los ojos color café. Era un miedica, siempre estaba escondiéndose detrás de sus amigos, y no tenía personalidad. Sirius Black, un chico muy guapo y atractivo, de pelo negro azabache largo, que le caía con elegancia, sus ojos eran de color azul oscuro, como el mar por las noches. Era el más alto de todos, y estaba bastante musculoso. Era muy creído, egocéntrico y mujeriego. Y por último, James Potter. Ese chico era guapísimo, tenía el pelo moreno y desordenado siempre. Sus ojos eran castaños y los escondía detrás de unas gafas que le daban un toque muy sexy. Era de estatura media y bastante musculoso. Él era con el peor que se llevaba Lily por su forma de ser, idéntica a la de Sirius. Pero Potter, era aún peor. En el fondo, le atraía, y por eso le odiaba más aún.

Lily estaba pensando cuando se abrió su compartimento. Una chica muy guapa, de pelo liso muy largo hasta la espalda, con los ojos marrones que Lily nunca había visto, se quedó parada en la puerta, parecía que estaba decidiendo si entrar o no.

- ¿Te puedo ayudar en algo? – preguntó Lily.

- ¿Están ocupados? – preguntó señalando los asientos.

- No – le contestó.

- ¿Te importa si me siento? Es que unas estúpidas me echaron de su compartimento. – le dijo a Lily.

- No me digas más, seguro que fueron las rubias teñidas – se reía Lily

- Pues sí, eran rubias teñidas – contestaba mientras también se reía. Cogió su baúl, y entró en el compartimento.

- Por cierto, ¿cómo te llamas? Yo soy Lilian Evans – se presentó Lily – Pero me puedes llamar Lily.

- Yo soy Patricia Klaus, pero me puedes llamar Patri – Las dos empezaron a reírse. Lily nunca había conocido una chica como esa.

- ¿Eres nueva verdad? Porque yo nunca te había visto.

- Sí, e tenido que terminar aquí mi último curso, dejando muchas cosas atrás – Lily notó que se había puesto triste.

- ¿Y por qué te cambiaste de colegio? – Patri comenzó a llorar – Si no quieres no me lo cuentes, lo comprendo.

- No si no pasa nada, solo es que mi madre murió, y mi padre y yo nos cambiamos de ciudad, ya que él había encontrado un trabajo aquí, en Londres.

- Vaya, lo siento mucho – le dijo Lily. Se levantó de su asiento y se sentó a su lado.

- ¿Me puedes hacer un favor? – le dijo Patri mirándole a los ojos.

- Claro, dime – le contestó Lily.

- Abrázame – Lily sin dudarlo la abrazó. Las dos se sentían bien abrazadas, hacía mucho que nadie las abrazaba de esa forma. De repente, se abrió el compartimento y apareció un chico moreno con gafas muy guapo.

- ¡Evans! ¡Cuántas ganas tenía de verte! – le dijo sin mirar, pero cuando miró vio a las dos chicas que se acababan de separar – ¿No me digas que por fin tienes una amiga?

- Cállate Potter – Se levantó y vio que un chico rubio estaba detrás de Potter. - ¡Remus! – Apartó a Potter con un empujón y se lanzó encima de Remus a darle un abrazo.

- Lily, estás guapísima – le dijo Remus una vez se hubieron separado y mirándola de arriba abajo. La verdad es que Lily hoy se había puesto muy guapa, se había dejado su gran melena suelta (de normal, la llevaba recogida) y se había puesto unos pantalones pitillos blancos, una camiseta palabra de honor negra, con unas botas altas negras.

- Gracias Remus – Lily le dio un gran beso en la mejilla. Potter tosió.

- Bueno, ¿podemos quedarnos aquí? Hay sitio de sobra para cuatro. – le preguntó Potter a la pelirroja.

- Está bien – contestó a regañadientes Lily – Remus, te presento a Patricia Klaus – Remus se acercó a ella y le dio dos besos.

- Encantada – le sonrió Patri.

- Lo mismo digo – En ese momento aparecieron Black y Petegrew. Lily se dio cuenta de que Patri se quedaba embobada mirando a Black. Ella le tendría que prevenir de ese chico. Black, también se quedó mirando a Patri.

- Patri, estos son Sirius Black, Meter Petegrew y James Potter – dijo señalando a cada uno.

- No me lo puedo creer Evans, has dicho mi nombre – James estaba muy contento, y ninguno entendía el por que.

- ¿Qué? ¡No! ¡Imposible! – contestó Lily muy nerviosa.

- Sí, y ya sabes lo que eso significa – le dijo mirándola con picardía.

- Nunca Potter. – le contestó Lily hecha una furia.

- Lo prometiste – le recordó James.

- ESTÁ BIEN – le gritó Lily.

- Lily ¿qué pasa? – Le preguntó Patricia - ¿Qué tiene de malo que hayas dicho su nombre?

- Que él y yo un día que estábamos discutiendo empezó a decir esas tonterías de que estaba enamorada de él y que algún día diría su nombre, y le dije que nunca lo diría y él me dijo que si algún día lo nombraba en su presencia, tendría que salir con él. – Lily se puso medio a llorar – Esto es una pesadilla.

- Tranquila nena, que no es una pesadilla – le dijo James cociéndola de la cintura.

- Suéltame idiota – Lily se soltó de él y se sentó al lado de Patri, Remus se sentó al otro lado de Lily, y los demás en el sofá de enfrente. James no paró de mirar a Lily hasta que llegaron a Hogwarts.

-----------

- ¡Dormilón! – Hermione le sacudía a Harry en el hombro – Despierta, que ya casi hemos llegado.

- ¿Qué? – Harry se levantó rápidamente. - ¿Tanto he dormido? – Hermione y Ron asintieron. - ¿Por qué me habéis dejado dormir? ¡Me tendríais que haber despertado!

- Es que te veías tan feliz durmiendo… Que no queríamos despertarte – le contó Ron.

- ¿Soñando con alguna chica Harry? – le preguntó Hermione mientras el tren paraba.

- Pues sí – contestó – con mi madre. Y también e visto a mi padre, a Sirius, a Remus, a Colagusano… Y a una chica llamada Patricia Klaus. – Los dos se quedaron alucinados con lo que les había contado Harry. – Siempre que duermo, sueño con mi madre, con lo que hace, con lo que piensa… Es como si estuviera en dos mundos.

- Pero Harry… - le dijo Hermione preocupada.

- Hermy, no te preocupes, no pasa nada. – Le aseguró – Además, estoy aprendiendo mucho de mis padres.

Los tres se subieron en los carruajes guiados por los threstals, y pronto ya estaban en el Gran Comedor.

Harry empezó a recordar todos los discursos que daba todos los años Dumbledore… le echaba tanto de menos, sin él, no sabía como encontrar los horrocruxes.

- Bienvenidos todos, este año, como ya sabrán todos, yo soy la nueva directora, y seguiré siendo la jefa de la casa Gryffindor. El curso pasado, perdimos a nuestro director, pero los que le conocían, sabrán que perdieron a mucho más que a un director, perdimos a una gran persona, que no dudaba en dar su vida por la nuestra. Por eso yo propongo, que entre todos intentemos llevar el colegio lo mejor posible, a Dumbledore, le habría gustado. – A Harry el discurso de McGonagall le había conmovido mucho. – Bueno, pues dicho esto, ya pueden empezar a comer.

En las mesas apareció la comida. Todos empezaron a comer, Harry no tenía mucha hambre, seguía pensando en Lily, su madre. Esta vez, también había visto a su padre y a sus amigos. Pero, ¿lo que había soñado era verdad? Eso no lo sabía, aunque él presentía que sí.

Terminaron de comer, y fueron a la sala común. Los tres chicos se quedaron allí, Harry les estaba poniendo al día con sus sueños. Les contó todo.

- Harry… Alomejor solo son imaginaciones tuyas – decía Hermione sin mirarle a ala cara – No creo que todo eso pasara de verdad.

- Pues yo estoy con Harry – Ron miraba a Hermione enfadado – Si fueran imaginaciones no soñaría todos los días algo diferente, y algo de cada día.

- Eso es verdad Herms – Harry estaba seguro de que tenía razón.

- Bueno, bien, puede ser. – Se levantó del sofá – Venga chicos, vamos a dormir ya, que es tarde. ¡Ah! Por cierto, mañana tendremos que ir a la biblioteca para investigar.

Dicho esto, Hermione se subió a su habitación. Los chicos también se subieron a la suya.

- ¿Tú la has oído Harry? El primer día y ya quiere que vayamos a la biblioteca. – Ron odiaba ir a la biblioteca - ¡Está loca!

Harry asentía sin prestar mucha atención. Él seguía dándole vueltas a lo ocurrido en el tren con su madre. ¿Quién era Patricia Klaus? ¿Y por qué su padre se comportaba así con su madre? Cerró los ojos y se quedó dormido.


Sigue en otro post
avatar
strella_de_la_noxe
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 37
Edad : 26
Localización : Junto con Sirius Black o Edward Cullen... xD
Fecha de inscripción : 14/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Harry Potter 7: Viajes al pasado

Mensaje por strella_de_la_noxe el Sáb 24 Mayo 2008, 5:04 pm

----------



Lily y Patri, estaban en la sala común hablando tranquilamente cuando entraron los Merodeadores.

- Klaus, me alegro mucho de que estés en mi casa – Sirius se acercaba a ella provocativamente – Ya sabes lo que significa, ¿no? – Él le guiñó un ojo a ella.

- ¡Black! Déjala en paz – Lily no podía dejar que Black se aprovechara de la buena de Patricia.

- Lily, no hace falta que me defiendas. – Ella se levantó y se acercó lentamente. Lily no se podía creer que su amiga quisiera algo con ese pervertido – Yo se como tratar a la gente como él.

- ¿Si? – le preguntó Sirius con una sonrisa muy pícara acercándose a ella. – Yo me dejo que tú me hagas lo que quieras.

- Genial cielo – Los dos estaban muy cerca, solo los separaban unos centímetros, ella se acercó con la intención de besarle… pero solo era una estrategia para distraerle y le pegó una patada en la entrepierna. Sirius calló redondo al suelo. No se podía mover.

Todos los que lo vieron no paraban de reírse, en especial Lily. Nunca nadie había dejado así en ridículo a Black.

- Me… me… las pagarás… Klaus – Dijo Sirius mientras intentaba levantarse. Sus amigos le ayudaron y Remus miró a Lily con reproche.

Ella se dio cuenta y se acercó a él. No quería que su mejor amigo se enfadara con ella.

- Remus, ¿qué pasa? – le preguntó intentando no reírse, pero no podía evitarlo. Sirius seguía retorciéndose y lamentándose.

- Lily, sabes que no tiene gracia. Pobre Sirius. – le dijo Remus un poco enfadado.

- Está bien, tienes razón. – Ella paró de reírse – No te enfades con migo… - Empezó a mirarle con carita de pena y le dio un beso en la mejilla.

- Siempre consigues lo que quieres con esa carita ¡eh! – Remus ya no estaba enfadado, sonreía.

- Evans, ¿me das a mí otro beso? – preguntó Potter.

- Por favor Potter, cállate un ratito – Lily se empezaba a poner nerviosa, ella con gusto le daría un beso a Potter, pero no. No podía dejarse llevar por sus sentimientos. Este año, intentaría olvidarlo.

- Bueno vale Evans, como quieras. Pero me debes una cita – le dijo James sonriéndole seductoramente.

Lily se subió a su habitación sin decir nada, y Patri la siguió. Mientras subían, las dos escucharon como James le decía a Remus que no entendía a las mujeres.

- Lunático, amigo, ayúdame con Evans – le suplicaba James, pero lo que no sabía es que las chicas estaban escuchando – Tú eres amigo suyo.

- Lo siento James, pero yo no quiero que Lily se una cualquiera más en tu lista. Ella tiene un gran corazón, y unos grandes sentimientos. – le dijo Remus.

- Remus, ella es mucho más que eso. Me importa de verdad. – Los dos se quedaron callados, o las chicas ya no escuchaban nada más.

Lily no se podía creer lo que había escuchado. ¡A James le importaba de verdad! Eso era su gran deseo, su mayor sueño.







Espero que les haya gustadooo!! Muy pronto subiré el segundo.
avatar
strella_de_la_noxe
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 37
Edad : 26
Localización : Junto con Sirius Black o Edward Cullen... xD
Fecha de inscripción : 14/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Harry Potter 7: Viajes al pasado

Mensaje por Elizabeth-San el Dom 25 Mayo 2008, 8:44 pm

¡¡¡Por fiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiin!!!

Era justo que te animaras a subirla aqui también, Nere.
Ya sabes lo que opino de esta historia asi que me ahorrare las palabras.

Saludos

_________________
Soy una beta-beteada. ¿Que cosas no?

¿Porque debo enamorarme de la Vida, si al final terminaré casandome con la Muerte?

Si la vida se empeña en darte la espalda, ¿por qué no le das el frente?
avatar
Elizabeth-San
Administradora
Administradora

Femenino
Cantidad de envíos : 137
Edad : 29
Localización : .::Junto a Edward Cullen::.
Fecha de inscripción : 09/03/2008

Ver perfil de usuario http://storyworld.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Harry Potter 7: Viajes al pasado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.